La puntualidad es respeto - Arte y Armonía escuela de música

La puntualidad es, sin duda, una de las cualidades más valiosas que alguien puede tener.

La persona puntual llega siempre a tiempo, o hasta minutos antes de la hora en la que fue citada.

Es alguien que tiene el buen hábito de organizar sus actividades durante el día, pero sobre todo, que muestra consideración hacia el tiempo de los demás.

En nuestro medio, por lo general, el escenario es otro.

Es muy común escuchar aquello de “la hora ecuatoriana”, que no es otra cosa que empezar tarde una actividad, o llegar tiempo después de la hora en la que acordamos una reunión.

A diario recibimos excusas como: “Es que había mucho tráfico”; “Es que se me fue el tiempo”, etc.

O frases como: “Ya estoy saliendo”, o “Voy en camino”, cuando en realidad la otra persona no ha salido aún de donde se encuentra.

Puede que para algunos esto sea lo más común. Sin embargo, debes saber que es una mala costumbre, que denota una falta de respeto hacia el tiempo de los demás.

Salvo por motivos de fuerza mayor, si llegáramos tarde a algún lugar sin una razón de peso que nos justifique, lo ideal es disculparnos y por supuesto, procurar no repetir este mal comportamiento.

Pero la buena noticia es que esto se puede corregir. Veamos.

¿Qué implica ser puntual y cómo conseguirlo?

Quien tiene el buen hábito de la puntualidad, por lo general, contempla los siguientes aspectos:

  • check
    Organiza debidamente su tiempo y las actividades que tiene durante el día (suele planificar desde el día anterior).
  • check
    Comprende que tiene limitaciones y no sobrecarga su agenda, para cumplir con todos sus compromisos en la hora establecida.
  • check
    Procura tener todo listo y se traslada con suficiente anticipación de un lugar a otro.
  • check
    Prevé imprevistos (el tráfico, la lluvia, la dificultad para hallar un estacionamiento) e incluye un margen de tiempo para estos, de manera que no afecten  su agenda.

Y al hacer todo esto, demuestra hacia los demás:

  • Respeto.
  • Consideración.
  • Empatía.
  • Que es ordenado.
  • Y que además, es disciplinado.

Dicho esto, ¿qué te parece si adelantas tu reloj unos 10 o 15 minutos y tratas de manejar tu día con ese tiempo de ventaja?

¿O si planificas el día anterior todo lo que tienes que hacer el siguiente día?

¿Y si, de pronto, pones alarmas en tu teléfono móvil, para indicarte cuándo detener una tarea y empezar otra, para administrar tus actividades como tenías planeado?

Otra cosa que puedes observar es si estás descansando adecuadamente. 

Una de las causas de salir tarde de casa es quedarse dormido, por haber trasnochado viendo tv, o haber perdido la noción del tiempo al navegar por Internet.

Sin duda, con pequeños cambios podrás dar los primeros pasos para volverte una persona puntual, más considerada con el tiempo de los demás y por qué no, respetuosa de tu propio tiempo.

Enseñar a los niños con el ejemp​lo

Por supuesto que ningún ser humano es puntual por naturaleza.

Esta es una buena costumbre que se aprende y se cultiva.

Tu niño aprende todo lo que le enseñas y también los comportamientos que ve en ti.

Esta es una realidad que, como padre, debes tener siempre presente, para recordarte que para él/ella eres el principal modelo a seguir.

Entonces, te invito a hacerte las siguientes preguntas:

  • ¿Le demuestro a mi hijo(a) con mi comportamiento que soy organizado con mi tiempo?
  • ¿Soy puntual cuando lo voy a dejar y a retirar de la escuela y cuando hay reuniones de padres?
  • Si le digo a mi niño que llego en 5 minutos a recogerlo… ¿Realmente llego a los 5 minutos, o tardo mucho tiempo?

Vale la pena hacer un análisis de cómo organizamos nuestras actividades, ya que la puntualidad es un excelente hábito para inculcar en tu niño, porque le traerá grandes beneficios ahora y muchos más cuando sea un adulto.

Así que, mientras más pronto aprenda a administrar su tiempo, mejor.

¿De qué otras maneras tu hijo puede aprender a ser puntual?

Bien decíamos que la puntualidad tiene mucho que ver con la disciplina.

Esta última se aprende de algunas maneras y una de ellas, que recomiendo mucho, es el estudio de la música.

A través del aprendizaje de un instrumento musical, o del canto, un niño aprende a seguir un orden durante su clase.

Con tu ayuda, él aprenderá a respetar la hora de inicio (llegando puntual a su clase) y de terminación de la sesión musical (cuando lo vayas a recoger luego de que finalice, sin dejar pasar demasiado tiempo).

Ya dentro del aula, tu niño conocerá, con nuestro método de enseñanza, los pasos que debe seguir para lograr ejecutar de manera correcta una pieza de piano, guitarra, violín, etc.

De la misma manera, con la planificación de una corta práctica diaria con su instrumento musical en casa, podrá adquirir el buen hábito de organizar las actividades durante su tiempo libre.

Otra ocasión perfecta para que tu hijo aprenda a desarrollar la puntualidad es al momento de asistir a cualquiera de nuestras actividades y eventos:

  • Acude a tiempo a sus Talleres para padres.
  • Llega por lo menos con 15 minutos de anticipación y llévalo listo a actividades como su Sesión de fotos y Recitales.
  • Considera el tráfico, la distancia y condiciones climáticas (como la lluvia), cuando tengas que transportarlo a ensayos y a nuestros eventos, como el Concierto de Gala, o el Certamen Musical.

¿Verdad que no es tan difícil?

Con estos sencillos pasos y tu buen ejemplo, verás cómo poco a poco tu niño aprenderá a desarrollar el excelente hábito de la puntualidad.

Una cualidad valiosa y muy apreciada dondequiera que él/ella vaya.

En Arte & Armonía siempre compartimos temas de interés familiar con todos nuestros alumnos y sus papis.

¿Te gustaría formar parte de nuestra gran familia?

Solo comunícate con cualquiera de nuestras sucursales: Los Ceibos, Ciudad Colón, vía a la costa, vía Samborondón, La Aurora, o Manta y reserva una Prueba de Talento.

Es GRATIS y con ella te ayudaremos a elegir el instrumento ideal para tu niño.

¿Te gusta lo que leíste? Compártelo con amigos
María Fernanda de Farfán

Ma. Fernanda es Relacionista Pública de Arte & Armonía, Escuela de Música. Es la encargada de producir contenidos comunicacionales internos y externos para la escuela y gestionar alianzas publicitarias para eventos.

Click Here to Leave a Comment Below