Ser padre de un músico: ¿cómo entenderlo y apoyarlo? - Arte y Armonía escuela de música

Ser padre de un músico: ¿cómo entenderlo y apoyarlo?

No hay nada más valioso para un hijo que contar con el apoyo de sus padres. 

Esa sensación de bienestar que lo embarga, al saberse respaldado por las personas más importantes de su vida, es única.  

Crea un vínculo inquebrantable y deja hermosas memorias, además de una enorme gratitud, que perdura a lo largo de los años. 

Y en el caso de la música, no podría ser de otra manera.

Si tu hijo es músico, o se está formando para serlo, ten por seguro que valorará las muestras de apoyo que le des durante su aprendizaje. 

Esto lo vemos a diario en muchos de nuestros padres de familia y nos sentimos muy orgullosos por ello.

¿De qué formas apoyan a sus hijos, mientras aprenden un instrumento musical? 

La lista es larga, pero vamos a concentrarnos en 3 maneras con las que puedes mostrar respaldo a tu hijo, mientras estudia música: 

1.- Dale las herramientas necesarias para practicar y sé paciente

En primer lugar, si tu hijo está aprendiendo música, es vital que cuente con sus útiles (libros) y el instrumento musical en casa, para realizar la práctica regular.

Puesto que el progreso musical se adquiere a través del estudio y la práctica diarios, debes comprender que solo con asistir a la clase en una escuela o academia de música no será suficiente.

Tu hijo deberá contar con su libro y el instrumento para ensayar lo aprendido en la sesión musical, realizar la tarea que envíe su profesor e ir puliendo su técnica.

Si tu niño es pequeño aún, es muy importante que guíes sus prácticas, para mantenerlo motivado. 

Esta es, además, una de las mejores maneras de presenciar todos sus avances en el instrumento.

Claro que requerirá paciencia de tu parte, ya que la continua repetición de algunos pasajes te podría resultar monótona, pero recuerda: "La práctica hace al maestro".

Es solo cuestión de crear el hábito y verás que disfrutarán juntos, mientras te muestra lo que aprende y eres testigo del desarrollo de su talento. 

Tu hijo te agradecerá mucho la inversión que hagas en el instrumento, los textos que aportarán los conocimientos necesarios y sobre todo, el tiempo que le dedicas y el apoyo que le brindas para que pueda formarse como músico. 

2. Asiste a sus presentaciones y actividades de la escuela

Es innegable que los niños, de una u otra manera, siempre buscan la aprobación de sus padres, ya que son su modelo a seguir.

Por esa razón, tu hijo valora en gran manera cuando estás sentado(a) entre el público, pendiente de su presentación y aplaudiendo todo su esfuerzo, cuando se luce en el escenario. 

¡Esto es lo que más los emociona! Así que no te pierdas nunca un concierto, recital, o cualquier otra actividad de la escuela en la que tu pequeño participe.

Tus aplausos llenos de cariño son el mejor premio a su dedicación y tú te sentirás muy orgulloso de él/ella.

De la misma forma, asiste siempre a las evaluaciones de tu niño. 

Esto denota tu interés hacia los avances de tu pequeño en el instrumento y también es el momento idóneo para conocer las novedades con respecto a sus clases, lo que necesita reforzar y por qué no, para recibir las felicitaciones de parte del maestro o el director de la escuela, por todo el respaldo mostrado hacia tu hijo en esta etapa tan importante de su desarrollo.

3.- Anímalo, frente a un gran reto o dificultad

A medida que tu niño progresa musicalmente, el nivel de dificultad en las canciones que aprende se incrementa.

Y es probable que, en algún momento de su formación, tu hijo llegue a desanimarse frente a un pasaje difícil de un tema musical, porque puede llegar a sentirse estancado.

Ahí es cuando tú intervienes. Tus palabras de ánimo le ayudarán a superar esos sentimientos de frustración o inquietud.

Recuérdale cuánto ha avanzado hasta ahora, producto de su dedicación e invítalo a no darse por vencido ante el primer obstáculo.

Así también le estarás enseñando una valiosa cualidad: la constancia. Con ella aprenderá a seguir adelante, pese a las dificultades y lo más importante: a terminar lo que empieza.

Otro caso podría darse cuando se sienta nervioso, justo antes de una presentación,  o si durante una interpretación comete algún error.

En primer lugar, puedes explicarle a tu niño con anterioridad que es normal sentir nervios (así le muestras empatía). 

Después de todo, no es tan fácil actuar delante de un auditorio lleno. 

Y luego, para contrarrestar su temor, puedes infundirle seguridad al recordarle que se ha preparado adecuadamente para ese momento: ha practicado en clases y en casa; ha asistido a todos los ensayos y ha tomado en cuenta las recomendaciones de su profesor.

¡Así que está listo(a) para brillar!

Si se trata de una equivocación durante la presentación, ten en cuenta que es mejor no hacer énfasis en el error, sino más bien en los aspectos positivos de su intervención.

Puedes distraerlo, también, realizando alguna actividad agradable para él/ella, para dispersar su preocupación.

De esa manera estarás mostrándole tu apoyo y animarás a tu pequeño artista, para que su aprendizaje musical se convierta en una experiencia enriquecedora, que le traerá beneficios ahora y toda la vida. 

¿Te gustaría que tu hijo forme parte de Arte & Armonía?

Comunícate con cualquiera de nuestras sedes: Los Ceibos, Ciudad Colón, vía a la costa, Samborondón, o La Aurora y solicita una Prueba de Talento.

Es GRATIS y con ella contarás con la guía necesaria para escoger el instrumento musical ideal para tu niño.

Haz clic en el banner debajo para ver un vídeo, con más detalles sobre nuestras pruebas de talento y qué hacer para reservar tu cita.

¿Te gusta lo que leíste? Compártelo con amigos
María Fernanda de Farfán

Ma. Fernanda es Relacionista Pública de Arte & Armonía, Escuela de Música. Es la encargada de producir contenidos comunicacionales internos y externos para la escuela y gestionar alianzas publicitarias para eventos.

Click Here to Leave a Comment Below