¿Qué sucede en el cerebro de un niño, cuando canta? - Arte y Armonía escuela de música

¿Qué sucede en el cerebro de un niño, cuando canta?

Cantar es una de las actividades más divertidas: lo hacemos solos, o acompañados y siempre disfrutamos de ello.

De repente, sin darnos cuenta, estamos tarareando un tema musical pegajoso, o siguiendo la letra de nuestra canción favorita mientras trabajamos, nos trasladamos de un sitio a otro y algunos, hasta cantan en la ducha. 

La música y el canto son parte de nuestra vida cotidiana, más de lo que creemos. 

Esto es así porque, en realidad, desde que nacemos (y en ocasiones, antes) tenemos contacto con la música, como un canal de comunicación con nuestros seres queridos:

  • Las madres cantan canciones de cuna a sus bebés, como muestra de amor y para calmar sus sentimientos de inquietud.
  • Las canciones infantiles se utilizan para divertir y enseñar a los niños, con excelentes resultados.
  • Muchos jóvenes utilizan temas musicales para expresar sus pensamientos y emociones, cuando las palabras, por sí solas, no salen con facilidad. 

Y existen muchas otras maneras de las que se puede sacar provecho al cantar. 

Pero... ¿Por qué esta actividad hace tan bien al ser humano?

¿Qué es lo que sucede al cantar en el cerebro de un infante, para que se produzcan tales beneficios?

Veamos...

1.- Se producen las endorfinas, que generan sensación de bienestar

Al estar en contacto con la música, se genera un sinnúmero de conexiones en el cerebro, con la consiguiente producción de sustancias químicas, en reacción al sonido que se percibe. 

Las más conocidas son las endorfinas, llamadas también "hormonas de la felicidad", que brindan la sensación de bienestar.

Por esta razón es que cantar nos resulta tan placentero y hasta podría decirse que terapéutico. 

Entre los efectos que producen las endorfinas en el cuerpo, podemos mencionar que: 

  • Generan sensación de calma y bienestar.
  • Reducen la presión sanguínea.
  • Actúan sobre la adrenalina, para contrarrestar la ansiedad.
  • Reducen el dolor.

¡Con razón que cantar nos pone de tan buen humor!

Así que, si queremos niños más alegres, qué mejor que enseñarles canciones infantiles, para facilitar estados de ánimo calmados y felices.

2.- Se activan muchas áreas del cerebro, facilitando el aprendizaje

Cuando tu pequeño aprende canciones infantiles, no solamente se divierte, sino que también trabaja ambos hemisferios del cerebro y se forman miles de conexiones neuronales simultáneas.

Esta cadena de enlaces permite que tu niño sea más receptivo, lo que facilita el aprendizaje de nuevos conocimientos.

Las letras de las canciones infantiles, que son sencillas y están compuestas por repeticiones, le ayudarán a desarrollar habilidades lingüísticas y a aprender nuevas palabras.

Así, tu hijo podrá ampliar su vocabulario y dispondrá de más recursos para comunicarse de manera efectiva. 

Otro aspecto positivo es que este ejercicio de aprender y repetir frases mientras canta es excelente para reforzar su memoria. 

Por esta razón es que la práctica del canto, o de un instrumento musical es una poderosa herramienta para prevenir el Alzheimer. 

Como puedes ver, esto no solo implica un beneficio para tu niño mientras sea pequeño, sino que le ayudará durante toda su vida. 

3.- Aumenta su capacidad de concentración

Para cantar correctamente es necesario librarnos de cualquier distracción y así poder pronunciar la letra sin olvidarnos, mientras seguimos la melodía. 

Por consiguiente, la práctica del canto es muy provechosa para los niños, ya que incrementa su capacidad de concentración.

Esto sucede porque cantar activa el sistema cardiovascular, lo que permite una mayor oxigenación del cerebro. 

Así, a mayor cantidad de zonas cerebrales trabajando de manera conjunta, tu pequeño logrará estar más alerta y enfocado en lo que necesite.

Existen otros beneficios que tu hijo puede obtener con el aprendizaje del canto, como mejorar su capacidad respiratoria, potenciar su creatividad, facilitar la integración social, etc.

Así que, si tu niño ya cumplió los 7 añitos, edad recomendada para iniciar un entrenamiento vocal, te invito a comunicarte con cualquiera de nuestras sedes: Los Ceibos, Ciudad Colón, vía a la costa, Samborondón, o La Aurora y solicitar una Prueba de Talento.

Es GRATIS y con ella te daremos la guía necesaria para que tu niño pueda comenzar sus clases de canto, o el instrumento musical recomendado para él/ella.

Haz clic en el banner debajo para ver un vídeo, con más información sobre nuestras pruebas de talento y qué hacer para reservar tu cita.

¿Te gusta lo que leíste? Compártelo con amigos
María Fernanda de Farfán

Ma. Fernanda es Relacionista Pública de Arte & Armonía, Escuela de Música. Es la encargada de producir contenidos comunicacionales internos y externos para la escuela y gestionar alianzas publicitarias para eventos.

Click Here to Leave a Comment Below